EL MUNDO ENTERO ESTÁ FELIZ POR ESTA NOTICIA!!! DAN A CONOCER OFICIALMENTE VACUNA CONTRA LA DIABETES! ¡COMPARTE!

La vacuna contra la diabetes que promete ser una solución para
el avance del mal e incluso revertir sus efectos, fue
presentada de manera oficial por organismos especializados que
aseguraron que este tratamiento alternativo puede ser usado
tanto por niños como adultos, sin efecto colateral alguno.

En conferencia de prensa, Salvador Chacón Ramírez, presidente
de la Fundación Vive tu Diabetes, y Lucila Zárate Ortega,
presidenta de la Asociación Mexicana para el Diagnóstico y
Tratamiento de Enfermedades Autoinmunes, expusieron que la
inmunización no cura, pero hay avances sensibles en todos los
casos.

Chacón Ramírez explicó que cada paciente precisa de atención
particular. ‘Importa mucho el tiempo que lleve con el
desarrollo de la enfermedad y cuántos años lleva con las
complicaciones propias de la diabetes. Todos tienen, sin
embargo, una gran mejoría’.

Mencionó que el médico Jorge González Ramírez es el creador de
esta autohemoterapia. ‘Por primera vez logra estandarizar una
solución salina para cualquier tipo de diabetes, llámese 1, 2,
gestacional o congenital’.
‘Está hecha para que cualquier tipo de sangre pueda entrar a la
solución, toda vez que el ingrediente activo de la vacuna es el
mismo problema que presenta cada individuo’, indicó.
Para explicar el procedimiento, indicó que al paciente se le
sacan alrededor de cinco centímetros de sangre; se introducen
en 55 mililitros de solución sanguínea. Esta se lleva a
refrigeración a cinco grados centígrados.

Cuando se da el cambio de temperatura de 37 grados –como sale
del cuerpo a la nueva temperatura, se produce un choque término
y lo que era un problema se convierte en una solución dentro
del frasco, de tal modo que se corrige la falla genética y
metabólica o inmunometabólica en la vacuna.

Cuando los médicos la van inyectando poco a poco el paciente va
corrigiendo sus problemas. La vacuna dura 60 días y el
tratamiento es de alrededor de un año.
‘Esta vacuna es mucho más que un medicamento; es una práctica
médica. Nosotros la vemos como una alternativa, una posible
solución para detener las complicaciones crónico degenerativas:
embolia, pérdida del oído; amputación, insuficiencia renal y
ceguera, entre muchos otros’, dijo.

Zárate Ortega dejó claro que es indispensable que los pacientes
acudan a los médicos de la Asociación Mexicana para el
Diagnóstico y Tratamiento de Enfermedades Autoinmunes, porque
de lo contrario pueden tener consecuencias.‘Los pacientes
tienen que ayudar. Es un tratamiento, no un milagro. Les toca
colaborar con ejercicios, medicamentos en un principio la
autohemoterapia y una dieta’, señaló.

Chacón Ramírez señaló que los costos de esta práctica médica
son bajos y anunció un ciclo de conferencias dirigido a médicos
interesados en afiliarse al organismo.

ACTUALIZACION

El Servicio de Cirugía explicado que la intervención quirúrgica
es similar a la de la cirugía de la obesidad en la que se
realiza un baipás gástrico

EFE El Hospital Clínico de Valencia ha implantado, de forma
pionera, un programa de cirugía metabólica o de la diabetes con
el que se pretende corregir la diabetes tipo 2 resistente a
tratamientos con una intervención quirúrgica por medio de
laparoscopia, similar a la que se hace para combatir la
obesidad.

Según han informado a EFE fuentes del centro sanitario, aunque
en otros hospitales españoles se realiza esta misma
intervención quirúrgica, el Hospital Clínico es el primero en
el que se ha puesto en marcha un programa específico para esta
actuación.

El jefe del Servicio de Cirugía del Hospital Clínico, Joaquín
Ortega, ha explicado que la intervención quirúrgica es similar
a la de la cirugía de la obesidad en la que se realiza un
baipás gástrico, aunque en este caso los pacientes no son
obesos mórbidos, sino con obesidad grado 1.

Aunque el objetivo principal es corregir la diabetes, al mismo
tiempo se consigue rebajar peso, tratar el colesterol, la
hipertensión e incluso la apnea obstructiva del sueño.

Los pacientes a los que se les realiza esta intervención son
pacientes con diabetes tipo 2 refractaria, que presentan
obesidad grado 1, tienen una edad entre 18 y 50 años, diabetes
de menos de cinco años de evolución, mal control médico de la
diabetes y ausencia de complicaciones graves de la diabetes.

Hasta el momento se han realizado intervenciones en pacientes
de obesidad grados 2 y 3 y los resultados “han demostrado una
cifras impactantes en la reducción de la diabetes, que se ha
resuelto completamente en más del 80 por ciento de los casos”.

Ortega ha destacado que se esperan buenos resultados a corto
plazo con este programa, implantado en el Servicio de Cirugía
en colaboración con Endocrinología.

La intervención consiste en realizar un baipás gástrico en el
intestino para que de este modo la comida no pase por el
estómago y duodeno, y llegue, antes de estar completamente
digerida, al íleon.

“Esto pone en marcha una serie de mecanismos hormonales,
algunos de los cuales son todavía parcialmente desconocidos,
que disminuyen la resistencia periférica a la insulina, y hacen
bajar el azúcar en sangre a valores prácticamente normales”, ha
explicado Ortega.

La intervención, que se realiza por medio de laparoscopia,
tiene una duración aproximada de 100 minutos, el tiempo de
ingreso suele ser de tres días y el postoperatorio requiere de
una convalecencia inferior a un mes.

“Los resultados se empiezan a observar al día siguiente de la
intervención”, según Ortega, quien ha agregado que el paciente
pierde peso y consigue el objetivo de estabilizar la diabetes,
con lo cual “se mejora la calidad de vida y aumenta el tiempo
esperado de supervivencia”.

Según el especialista, se trata de una operación “segura, en la
que este centro tiene una larga experiencia ya que desde los
años 90 estamos realizando intervenciones de la obesidad, cuyo
procedimiento es prácticamente similar”.

Asimismo, esta operación permitirá profundizar en el estudio de
los mecanismos que mantienen el azúcar en niveles normales, con
lo cual se da un paso muy importante en la investigación de la
diabetes.

“Y además -concluye- permitiría un ahorro sanitario, ya que los
pacientes, en la mayoría de los casos, no necesitan volver a
usar ninguna medicación antidiabética”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *