Cómo hacer miel de ajo medicinal, El antibiotico más poderoso de tu botiquin!

Termina con los antibióticos, dale una oportunidad a este
remedio natural

Seguramente has tomado antibióticos en muchas oportunidades. Lo
que seguro no sabes, es que cuando los tomas, sobre todo si tu
cuadro es viral, las bacterias se van volviendo inmunes a
estos, y cuando te agarres una bacteria, los antibióticos ya no
tendrán efecto. Por eso, es fundamental buscar algun
medicamento natural que reemplace a los antibióticos.

Muchos sabemos sobre el uso del ajo en la cocina y aunque
algunos no les gusta su sabor, la mayoría de las personas son
conscientes de sus usos medicinales.

El ajo ayuda en el tratamiento de los resfriados, la tos, dolor
de garganta, infecciones de los senos paranasales. Cuando se
aplica tópicamente, el ajo puede tratar infecciones de la piel.

En condiciones crónicas, el ajo reduce el azúcar en la sangre y
la presión arterial. Es eficaz en el tratamiento de la Malaria
y estimula la inmunidad en las personas con SIDA.

El ajo fresco tiene propiedades más potentes, pero algunas
personas no lo pueden comer crudo, ya que su sabor es demasiado
fuerte. En estos casos, se puede picar finamente, cocinarlo un
poco o simplemente hacer una miel ajo.

La miel de ajo es fácil de hacer y se puede utilizar para
tratar una dolencia o agregar a sus comidas. Limpia y corta una
cabeza de ajo entera. Picado el ajo ayuda a liberar alicina, el
más potente agente químico.

La alicina se forma cuando la aliina reacciona con la enzima
alinasa al picar o triturar los dientes de ajo. Una vez que
hayas terminado de picar los dientes de ajo, ponlos en un
frasco de medio litro limpio. Agregar la miel. Utiliza la miel
cruda y orgánica.

Toma algo de tiempo para que la miel filtre a través de los
dientes de ajos picados, Use un cuchillo o una chuleta de palo
para conseguir las burbujas de aire, así que debes vertirlo
lentamente. Unas cuantas burbujas de aire se pueden formar
entre los dientes de ajo, en lo cual pueder utilizar un
cuchillo o una cuchara de madera para eliminarlos.

Cierra el frasco y etiquetalo. No te olvides de ponerle la
fecha. Guárdalo en la despensa de 2 a 4 semanas. Después de que
las 2-3 semanas pasen podras utilizar la miel con o sin el ajo
por un periodo de 3 meses.

Puedes consumir la miel de ajo en cucharadas o simplemente
añadirla al té si tienes un resfriado, tos o cualquier otro
dolor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *