COMO BLANQUEAR TU ROSTRO CON LECHE EN POCO TIEMPO.

Blanquear la piel es un proceso algo difícil de llevar a cabo,
y muchas veces tenemos que gastar grandes cantidades de dinero
en cremas o en tratamientos dermatológicos para poder lograrlo.
Pero no muchos tenemos grandes cantidades de dinero para pagar
por tratamientos estéticos para lograr blanquear nuestra piel.

Afortunadamente existen tratamientos caseros en los cuales no
gastarás miles, y lograrás obtener un rostro hermoso y lo mejor
de todo libre de manchas.Si tú eres de esas personas que está
desesperada por eliminar las manchas y has probado de todo sin
resultado alguno, esta receta es para ti.

Si quieres conocer más acerca de esta receta que te traemos
hoy, no esperes más y sigue leyendo para que aprendas a como
blanquear tu piel sin necesidad de mucho esfuerzo y sin gastar
montones de dinero.

APRENDE COMO PUEDES BLANQUEAR TU CARA CON LECHE

Como ya sabemos la piel es el órgano que cubre todo nuestro
cuerpo y es por supuesto el que más expuesto está a los
factores ambientales; recibe las inclemencias y nuestros
errores de cuidado, y es por eso que a la hora de cuidarla
debemos ser muy cuidadosos.

Hoy te traemos una mascarilla a base de leche, que nos ayudará
a blanquear la piel del rostro.

Solo necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 2 cucharadas de leche líquida (descremada o entera)
  • 1 cucharada de harina (de maíz o de trigo)
  • El zumo de medio limón

Preparación

Lo que debemos hacer es, en un recipiente mezclar todos los
ingredientes hasta obtener una especie de pasta algo ligera y
blanca, es decir, una consistencia adecuada para luego
aplicarla como mascarilla.

Uso

  • Como el limón puede provocar manchas al entrar en contacto
    con el sol, te sugerimos realizar esta mascarilla 30 minutos
    antes de ir a dormir.
  • Solo debes lavar la cara, o el área afectada, muy bien y
    aplicarla de forma circular y dejarla actuar por un lapso de 15
    minutos, o hasta que quede completamente seca.
  • Si te vas a aplicar la mascarilla con las manos, recuerda
    lavarlas muy bien antes de hacerlo, ya que como ya sabes, la
    piel es muy sensible. También te puedes ayudar de un pincel o
    brocha de maquillaje.
  • Si la aplicas en la cara, debes evitar el área de los ojos
    ya que al contener limón nos puede causar irritación.
  • Una vez que esté seca la puedes retirar bien sea con un
    paño húmedo o lavar tu cara con abundante agua limpia.
  • Esta mascarilla la puedes utilizar una vez por semana si
    quieres seguir blanqueando más la piel, pero a la primera
    aplicación ya notarás los resultados.

Te garantizamos que siguiendo cada uno de los pasos
que hoy te dimos, lograrás los resultados que esperas. No
olvides compartir esta maravillosa receta con tus amigos y
familiares.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *